Elimina la papada…

 

La papada se forma por una acumulación de grasa subcutánea en la zona, así como la progresiva pérdida de elasticidad cutánea por el empobrecimiento en colágeno y agua, principalmente. Aunque en la mayoría de las personas su aparición es aceptada de forma natural como un aspecto inherente al envejecimiento, algunas experimentan una intensa ansiedad como consecuencia del rechazo de su propia imagen estética.

Por otro lado existen circunstancias patológicas que aceleran de forma sustancial el tamaño y la deformidad de la papada, todo lo cual puede justificar la adopción de medidas correctivas tanto de tipo farmacológico como quirúrgico, las cuales puedes encontrar en los métodos de Medicina Estética y Antienvejecimiento que ofrecemos dentro de nuestros tratamientos.

Uno de ellos es la mesoterapia, la cual es una técnica con inyecciones subcutáneas de sustancias diseñadas para mejorar la apariencia de los tejidos adiposos mediante un proceso de adipolisis, con la misión de destruir selectivamente y mejorar la estética al disminuir el volumen de la grasa acumulada a nivel subcutáneo en determinadas zonas corporales. Son productos bastante seguros de usar y con unas cuatro a seis sesiones miraras los resultados deseados, evitando así la cirugía.